16 septiembre, 2015

 

 

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, acompañado por el decano de la Facultad de Derecho, Ricardo Rivero, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha inaugurado en la mañana de hoy las nuevas dependencias destinadas a la investigación y la docencia de la Facultad de Derecho. La ejecución de este proyecto ha permitido acondicionar una superficie de 996.45 m2, con una inversión cercana a los 300.000 €, con cargo a los presupuestos del propio Estudio salmantino.

En la inauguración de los espacios estuvieron presentes los vicerrectores de Economía, Ricardo López; Internacionalización, Mª Ángeles Serrano; y Docencia, Carmen Fernández Juncal; entre otras autoridades académicas, así como el equipo decanal de Derecho y numerosos profesores de las distintas titulaciones impartidas en el centro.   En su intervención el decano resaltó el importante crecimiento en el número de alumnos experimentado por la Facultad de Derecho durante el período de 2013 a 2015 con más de mil estudiantes, procedentes de todas las provincias españolas, englobados en toda su oferta formativa de grados, títulos propios, posgrados y cursos de adaptación.

Con la intervención arquitectónica de este espacio se ha dotado a la facultad de un conjunto de dependencias compuesto por 2 aulas con capacidad para 77 personas, 1 aula de informática con aforo para 40 personas, 8 dependencias destinadas a la realización en ellas de seminarios, actividades de investigación y administración, así como se han definido los espacios específicos que albergarán las sedes del CISE, el Instituto de Gobernanza Global y de los Estudios de Género, aula de criminalística y una de simulación de juicios, entre otras.

El criterio principal de diseño ha sido la apertura del espacio hacia el exterior, por lo que se ha abierto una nueva fachada de vidrio con ampliación del muro cortina del edificio, y se han diseñado nuevas conexiones entre el patio principal del edificio y el mismo. Además, se ha mejorado la accesibilidad y la habitabilidad, permitiendo recuperar el Patio de los Abedules como un espacio de reunión y encuentro entre profesores y estudiantes. Asimismo la incorporación de un ascensor convierte en accesibles todos los nuevos espacios, con nuevos núcleos de baños, y un incremento del número de salidas para mejorar la evacuación del edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *