Daily Archives: 26 noviembre, 2015

UCA y Ayuntamiento de Puerto Real impulsan la Escuela de Cine 2015/16

La Universidad de Cádiz presenta la primera edición de la Escuela de Cine del Servicio de Extensión Universitaria del Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Extensión Cultural y Servicios de la UCA y el Ayuntamiento de Puerto Real en el Rectorado.

El director general de Extensión Cultural, José Marchena, y el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Puerto Real, Alfredo Charques Calderón, así como los coordinadores académicos y técnicos de la Escuela, la profesora Leonor Acosta (UCA) y el actor Bruto Pomeroy (El Viajero Alado), han dado a conocer el programa formativo de la Escuela de Cine de la UCA.

En el curso 2015/16, se ofertarán 11 módulos, de 25 horas de duración, que tratan tanto de la vertiente teórica como práctica del cine. La primera ha sido coordinada por la profesora Leonor Acosta y será desarrollada en el Campus de Cádiz, mientras que la segunda es responsabilidad del actor Bruto Pomero y tendrá su ubicación en el Campus de Puerto Real.

El programa, que comenzará el próximo mes de enero, versará del lenguaje audiovisual, la narrativa clásica, el cine de autor y la influencia de la música sobre la imagen en su parte académica (Facultad de Filosofía y Letras), y acerca del director frente al trabajo del actor, la creación de personajes; el dibujo aplicado al storyboard, la producción de cine y audiovisual y el set y la animación 2D y 3D, en la parte técnica (Campus de Puerto Real).

Más información e inscripciones en https://celama.uca.es/celamaconvocatoria.2015-11-24.7817811529

Campus Cinema

Del mismo modo, Ayuntamiento y Universidad volverán a poner en marcha para este curso académico el programa Campus Cinema en Puerto Real con la proyección de 18 películas en versión original subtitulada en español seis jueves al trimestre en un calendario que se iniciará el 14 de enero, a las 21 horas, en el Teatro Principal.

La cerveza, protagonista de la segunda jornada de alimentación saludable

La cerveza es la protagonista de la segunda jornada de alimentación saludable, que contará con dos conferencias: Ingredientes de la cerveza”, a cargo de Rafael Jesús Giménez Martínez; y “Aspectos nutricionales de la cerveza”, por Manuel Olalla Herrera, ambas en el Salón de Caballeros XXIV del Palacio de la Madraza, el viernes, 27 de noviembre de 2015, de 17 a 19 horas.

Las conferencias “Ingredientes de la cerveza”, a cargo de Rafael Jesús Giménez Martínez; y “Aspectos nutricionales de la cerveza”, por Manuel Olalla Herrera, tendrán lugar en el Salón de Caballeros XXIV del Palacio de la Madraza, el viernes, 27 de noviembre de 2015, de  17 a 19 

Estas II jornadas de alimentación saludable han sido organizadas por el Seminario de Medio Ambiente y Calidad de Vida/Cátedra “José Saramago”, que dirige la profesora Ana Isabel García López, en el Centro de Cultura Contemporánea de la UGR.

Actividad

Conferencias: “Ingredientes de la cerveza”, a cargo de Rafael Jesús Giménez Martínez; y “Aspectos nutricionales de la cerveza”, por Manuel Olalla Herrera.

Fecha: viernes, 27 de noviembre de 2015.

Hora: de 17 a 19.30 horas.

Lugar: Salón de Caballeros XXIV del Palacio de la Madraza.

Organizan: Seminario de Medio Ambiente y Calidad de Vida / Cátedra “José Saramago”, del Centro de Cultura Contemporánea de la UGR y Centro Mediterráneo de la UGR.

Entrada: libre hasta completar aforo.

http://sl.ugr.es/08Kp

Científicos de GENYO graban un ‘lipdub’ para recaudar fondos para su investigación

Científicos del Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENYO) han realizado un ‘lipdub’ (un vídeo musical en el que sincronizan sus labios, gestos y movimientos con una canción) para recaudar fondos para su investigación.

Se trata de 15 investigadores del centro, que han grabado con recursos propios un vídeo en el que cantan la canción «Lips are moving» de la artista Meghan Trainor mientras caminan y bailan por las instalaciones de GENYO, ubicadas en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada.

Los científicos han realizado este ‘lipdub’ para formar parte de un concurso organizado por la empresa de productos químicos para laboratorios y medios de cultivo Scharlab, en el que participan centros de investigación de toda España.

4000 euros de premio

Como explican los científicos de GENYO que han organizado el ‘lipdub’, en el caso de que ganen una parte del premio irá a parar al centro de investigación, y por tanto ayudará a financiar infraestructuras comunes de apoyo técnico a los grupos de investigación de GENYO.

La cuantía del premio será de 3.000 euros al ‘lipdub’ que contabilice el mayor número de visitas en YouTube a las 13 horas del día 11 de enero de 2016, así como 1000 euros al centro al que esté adscrito el equipo ganador.

El ‘lipdub’ realizado por los científicos de GENYO está disponible en https://youtu.be/57KZDRTv97c

Consiguen medir la carga eléctrica de virus individuales

Un equipo multidisciplinar formado por físicos y biólogos de Madrid, Indiana y Eslovenia ha conseguido evaluar la carga eléctrica de diversas partículas víricas individuales en agua. Esto se consigue midiendo la repulsión electrostática entre la punta nanométrica de un microscopio de fuerzas y un virus. Estos experimentos revelan que la carga eléctrica de los virus no sólo depende de su naturaleza estructural, sino también de la presencia o ausencia de sus ácidos nucleicos, ADN y ARN,  en el interior.

Grosso modo, los virus son cápsulas nanométricas de proteínas que están rellenas de ácidos nucleicos cuyo objetivo es perdurar pirateando la maquinaria molecular de la célula a la que infectan o célula huésped.

En general, los virus se pueden considerar como nanopartículas que se encuentran en una diversidad enorme de ambientes acuosos, desde el plasma sanguíneo hasta micro gotas de agua o saliva.  La difusión de los virus en estos ambientes depende de interacciones específicas e inespecíficas. En particular, la fuerza electrostática se trata de una interacción inespecífica (atracción y repulsión) a la que están sometidas todas las biomoléculas en disolución y que depende de su carga eléctrica. Los virus también poseen una carga eléctrica que determinará fuertemente su movimiento y, por lo tanto, su encuentro fatal con la célula huésped.

Por tanto, la caracterización de la carga eléctrica de los virus puede ser fundamental para entender no sólo su difusión en disolución, sino también su interacción inespecífica inicial con la célula huésped para comenzar el proceso de infección.

Un microscopio de Fuerzas Atómicas como herramienta

Para realizar este estudio, publicado recientemente en la revista Nanoscale (Royal Society of Chemistry), investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, junto con científicos del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC), el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, la Universidad de Purdue (EEUU) y la Universidad de Liubliana (Eslovenia), han empleado el microscopio de Fuerzas Atómicas (AFM) para medir la fuerza electrostática entre una punta nanométrica  y partículas víricas individuales en medio acuoso.

A grandes rasgos, el corazón de un AFM es una micropalanca, al final de la cual hay una punta de unos 20 nanómetros de radio, que se emplea como un sensor de fuerzas gracias a un láser que mide su flexión. Esta punta se acerca sobre un virus en particular, que está inmovilizado sobre una superficie. Durante este acercamiento, y debido a la fuerza electrostática de repulsión entre las cargas eléctricas de la punta y del virus, la palanca se flexiona hacia arriba antes de establecer contacto mecánico con el virus. De esta flexión y del conocimiento previo de la carga eléctrica de la punta, se extrae la carga eléctrica de cada virus donde se realiza este experimento.

Los ácidos nucleicos, un factor determinante

La realización de estas medidas en varios tipos de virus ha permitido, en primer lugar, establecer que la carga eléctrica depende fuertemente de la estructura de la pared vírica. En concreto, se han encontrado unas cargas de unos 1200 y 30 electrones para el adenovirus humano y el virus diminuto del ratón, respectivamente. Se ha encontrado que estos valores derivados de los experimentos se encuentran dentro de las predicciones teóricas extraídas de los modelos estructurales de difracción de rayos x de cada uno de estos virus.

En segundo lugar, se ha encontrado que la presencia/ausencia de ADN en el interior de un virus altera de forma significativa su carga eléctrica. En concreto, el bacteriófago phi29 incrementa su carga eléctrica de 250 a 400 electrones cuando empaqueta su ADN de doble cadena.

La relevancia de estos resultados, más allá de establecer la medición fiable de la carga eléctrica de virus individuales en su medio nativo, desvela la influencia de los ácidos nucleicos en su carga eléctrica. Este descubrimiento implica que los virus que transportan su genoma (infecciosos) están sometidos a una fuerza electrostática diferente a los que están vacíos (no infecciosos) que puede ser muy relevante en los primeros estadios de aproximación a la célula huésped y por tanto, en el proceso de infección.

La Asociación de Científicos y Tecnólogos de Alimentos de Castilla y León presenta un estudio sobre el estado de la financiación de la I+D+i en el sector agroalimentario

La Asociación de Científicos y Tecnólogos de Alimentos de Castilla y León (ACTA/CL) ha dado a conocer hoy miércoles, 25 de noviembre, un estudio sobre el estado de la financiación de la I+D+i en el sector agroalimentario. La rueda de prensa, en la que han participado Manuel Gómez Pallarés, director del estudio y vicepresidente de ACTA/CL; Julián Rivas Gonzalo, expresidente y miembro de la junta directiva de ACTA/CL, y Pedro A. Caballero Calvo, presidente de ACTA/CL, ha tenido lugar en el marco de la celebración del primer Congreso Nacional de Jóvenes Investigadores en Ciencia, Ingeniería y Tecnología de los Alimentos que se celebra estos días en el campus de la Universidad de Valladolid en Palencia.

Tras realizar un estudio a nivel regional y nacional sobre la financiación de actividades de I+D+i agroalimentaria en Castilla y León, la Asociación de Científicos y Tecnólogos de Alimentos de Castilla y León (ACTA/CL) manifiesta su preocupación por la situación actual y las perspectivas de futuro. Teniendo en cuenta que Castilla y León supone aproximadamente el 5,5% de la población española y el 19% de su extensión, el porcentaje de los fondos que España dedica a investigación Agroalimentaria en sus planes nacionales, destinado a grupos de investigación de Castilla y León, debería ser similar. Sin embargo, en las convocatorias del Plan Nacional desde 2007 a 2014, éste únicamente ha rondado el 3% del total nacional dedicado a agroalimentación.

De la misma manera, el número de ayudas para realizar estudios doctorales en este sector en Castilla y León es paupérrimo, en torno al 2% de las nacionales de Formación de Personal Investigador destinadas a investigación agroalimentaria entre 2007 y 2014. Hay que tener en cuenta que la inversión en I+D en España ha caído de forma importante desde el comienzo de la crisis en 2007, pero estos datos no reflejan esta caída sino una situación de menor competitividad frente a otras comunidades autónomas.

La situación interna en Castilla y León tampoco es positiva. De hecho en las tres últimas convocatorias de Proyectos de Investigación de la Consejería de Educación menos del 5% se ha dedicado a proyectos directamente relacionados con la Ciencia o Tecnología de Alimentos. De la misma manera en las tres últimas convocatorias de becas doctorales de la Junta de Castilla y León solo se ha destinado a este sector entre el 2 y el 4%. Por lo tanto, a pesar de la importancia de la industria agroalimentaria en Castilla y León, el apoyo a la investigación en este sector es escaso, al menos en convocatorias competitivas.

Desde ACTA/CL se quiere alertar sobre esta situación. En una región como Castilla y León, donde la Industria Agroalimentaria es uno de los motores del empleo, y un actor necesario para revalorizar la producción agropecuaria, otra de las bases de su economía, “es imprescindible contar con grupos de investigación en las Universidades y Centros de Investigación que sean punteros y que apoyen estas labores colaborando también con las empresas. A su vez es necesario disponer de egresados universitarios bien preparados que constituyan la base de los futuros trabajadores cualificados de estas empresas. Este proceso, que incluye investigación y formación de alto nivel es complejo y muy costoso, pero Castilla y León cuenta con grupos de investigación agroalimentaria en sus cuatro universidades públicas, algunos de ellos entre los más productivos científicamente a nivel mundial, y con distintos centros tecnológicos y de investigación que realizan acciones relacionadas con la Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Sin embargo la situación actual se está traduciendo en un creciente desánimo de estos grupos y una progresiva pérdida de competitividad de los mismos, lo que afecta directamente al sector agroalimentario de la Comunidad».

En base a la situación actual, ACTA/CL cree que se debe realizar un profundo estudio de la situación actual y, con base en este, se debe definir claramente el camino a recorrer y las medidas concretas a tomar para revertir esta situación. “En este trabajo deberían participar al menos las Consejerías de Educación y Agricultura, pero también representantes del mundo empresarial y universitario».