Daily Archives: 17 diciembre, 2015

Sábado de ciencia

Tras el éxito de los dos primeros “Sábado de Ciencia” otros 80 jóvenes estudiantes de 6 a 11 años participarán el próximo sábado, 19 de diciembre, en esta actividad que organiza la Universidad de Burgos, a través de su Unidad de Cultura Científica e Innovación y la Facultad de Educación. Con esta actividad gratuita la Universidad de Burgos quiere fomentar el desarrollo de las vocaciones científico-tecnológicas en los niñ@s y mejorar la formación de sus estudiantes del Grado en Maestro en Educación Primaria.

Esta tercera sesión también ha cubierto todas las plazas ofertadas, lo que demuestra el interés de los centros educativos y las familias en que los estudiantes se acerquen a la Ciencia.

Hasta el mes de mayo, los sábados, jóvenes estudiantes de 6 a 11 años de diferentes centros de enseñanza primaria de la provincia van a desarrollar pequeñas indagaciones científicas en las que irán encontrando respuestas a diversos problemas que les permitirán aprender, además de ciencia, cómo se hace la ciencia.

Los docentes a cargo de los Sábados de Ciencia son alumnos del Grado en Maestro de Educación Primaria, bajo la supervisión de profesores de Didáctica de las Ciencias Experimentales,  esta experiencia mejorará su formación en el uso de metodologías innovadoras de enseñanza de las ciencias que luego podrán aplicar en el aula.

Esta actividad se encaja dentro de los objetivos de la Unión Europea en el ámbito educativo y en particular en el programa Horizonte 2020 “Science with and for society” y está financiado por la Fundación Española Para la Ciencia y la Tecnología  (Fecyt).

Expertos y emprendedores de la sostenibilidad del automóvil se dan cita en la primera edición de “Greenway Project”

 

Expertos y cabezas visibles de startups y compañías innovadoras en el mundo del automóvil se han dado cita hoy en el Campus de Dehesa la Villa para orientar, aconsejar y dar perspectiva a los proyectos de los alumnos involucrados en el concurso Greenway Project. Esta iniciativa nace de la cátedra entre Nebrija y el Banco Santander “Green Surface Transport” y busca motivar a los jóvenes en la búsqueda de nuevas ideas revolucionarias que mejoren la sostenibilidad, seguridad y fiabilidad de los automóviles.

“El concepto de In StartUp es vital. En lugar de construir una catedral de una idea, os aconsejo que construyáis algo pequeño de una gran idea y a partir de ahí hacerlo crecer poco a poco. Es casi imposible anticiparse a las miles de variables que surgen en un mundo tan complejo”. Con estas palabras el CEO de Amovens, Diego Hidalgo, quiso orientar los futuros proyectos de los alumnos involucrados en Greenway Project. Amovens es una startup enfocada al concepto de coche compartido en todas sus vertientes, desde viajes hasta alquileres entre particulares o financiación con subalquileres (concepto acuñado por la empresas denominado “Free Car).

Ian Burt es el ingeniero de la app Drive Smart y presentó su proyecto de forma técnica y detallada: “Utilizamos telemetría propia de la Fórmula 1 en un smatphone para conocer cómo conducir de manera más óptima y fiable”. La aplicación, disponible para Android, IOS y Microsoft, recoge datos de frenada, aceleración así como de señalización del recorrido para indicar al conductor cómo puede mejorar su manejo y recibir así recompensas en forma de cupones de descuento.

Carlos García, Consejero de Movivo, reflexionó sobre la importancia de la señalización y de los planteamientos de algunas de las leyes de seguridad vial: “Nadie se plantea la contradicción que supone que convivan un paso de peatones y un semáforo. Y lo cierto es que genera accidentes”. Movivo, a través de Vivaden, plantea un nuevo tipo de badenes que se adapten a la velocidad de los vehículos haciendo cómoda la conducción e incluso evitando accidentes. Por su parte, Luis Álvarez, CEO de Urban Prospects, aconsejó a los alumnos sobre emprendeduría urbana sostenible y la importancia y el futuro de Agroecología y presentó algunos de los diseños urbanos desarrollados por su empresa.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Deusto celebra el 50 Aniversario de su Escuela de Práctica Jurídica

La Universidad de Deusto celebrará el próximo viernes, 18 de diciembre, el 50 aniversario de la Escuela de Práctica Jurídica de la Facultad de Derecho, la más antigua del Estado de las más de 70 existentes. El Rector José María Guibert, la Decana de Derecho Gema Tomás y el Diputado General de Bizkaia Unai Rementería participarán en este acto que tendrá lugar en el Auditorio del campus de Bilbao a partir de las 12:00 horas.

Junto a ellos, también estarán presentes Nazario Oleaga, antiguo Decano del Colegio de Abogados/Actual Presidente de la Federación Europea de Despachos de abogados, Aner Uriarte, Juez Decano de Juzgados de Bilbao, y Carlos Fuentenebro, Decano Colegio de Abogados. Todos ellos repasarán la trayectoria de esta Escuela que creo hace 50 años José Guerra, juez y profesor de la Facultad de Derecho para que los estudiantes interesados pudieran continuar su formación, una vez acabada la licenciatura, aprendiendo el Derecho de forma más práctica y ser así mejores abogados.

Ingeniería de Sistemas, o cómo evitar el síndrome de los ciegos y el elefante

 

¿Qué tiene que ver la fábula de los ciegos y el elefante con los ingenieros? Mucho. Esta semana, en la Real Academia de Ingeniería, ha sido el punto de partida para dar a conocer qué es y para qué sirve la Ingeniería de Sistemas. Estamos ante una disciplina muy demandada y de mayor interés en Estados Unidos y Reino Unido, pero poco conocida en España, en donde tan sólo hay certificados como ingenieros de sistemas ¡34 profesionales! en su mayor parte personas de los sectores Aeroespacial y Defensa.

La Ingeniería de Sistemas, que surgió en los citados sectores, se va extendiendo poco a poco a la ingeniería civil y otros sectores intensivos en tecnología y conocimiento, para abordar los desafíos  en los diferentes sistemas complejos y artificiales que desarrolla la Humanidad: ya sea automóviles, aviones, trenes, barcos, satélites, aeropuertos, sistemas de tráfico aéreo, presas, centrales nucleares, puentes, sistemas militares,  medicina…

Los ingenieros han sido durante años demasiado “monodisciplinares”, dividiendo de forma artificial el mundo: física, eléctrónica, química…, pero los problemas del siglo XXI ya no se pueden abordar sólo desde una disciplina industrial o ingenieril concreta. Según la visión de la Real Academia de Ingeniería, a la vanguardia del conocimiento tecnológico, la Industria 4.0. o la 4ª Revolución Industrial conecta todo con todo por lo que la Ingeniería del siglo XXI se basa cada vez más en los equipos multidisciplinares, capaces de gestionar proyectos tecnológicos complejos de alto valor añadido y con una visión sistémica.

Y ahí es donde deben entrar en acción los ingenieros de sistemas, quienes quizá sean al mismo tiempo unos de los profesionales más demandados y más desconocidas del mundo.

La Ingeniería de Sistemas ocupa en el imaginario de la gente el equivalente a un reparador de ordenadores o, como mucho, al que los diseña, crea los programas o ingenia las apps. Nada más lejos de la realidad. Para conocer más de cerca en qué consiste la Ingeniería de Sistemas, la Real Academia de Ingeniería ha promovido una jornada informativa sobre la certificación profesional que otorga el INCOSE (International Council on Systems Engineering), único organismo en el mundo reconocido para hacerlo.

El responsable de realizar todas las aclaraciones sobre la certificación del INCOSE es Bernardo Delicado, presidente del capítulo español del INCOSE a través de la AEIS (Asociación Española de Ingeniería de Sistemas), con sede precisamente en la Real Academia.

Delicado explicó en qué consiste el programa de certificación con sus distintos niveles (ASEP, CSEP y ESEP) y cómo los estudiantes e ingenieros de nuestro país pueden obtenerla desde España.

 

Especialistas en el todo

Para situar adecuadamente a este profesional hay que pensar en el conjunto de procesos y circunstancias que rodean el desarrollo y aplicación de un proyecto. Desde que un ingeniero diseña un proyecto hasta que este se hace realidad es necesario pasar por muchas etapas distintas que implican, a su vez, a distintos sectores, profesionales y administraciones.

  • La construcción de una planta depuradora, por ejemplo, necesita gestionar permisos administrativos, plazos de entrega con proveedores, coordinación de todos los trabajadores… y también que el almuerzo llegue todos los días a la misma hora hasta el lugar donde se desarrolla la obra.

  • Si hablamos de proyectos de alta complejidad tecnológica como la construcción de un Airbus, el número de “pequeños” problemas, que afectan incluso a distintas ramas de la ingeniería, se multiplica.

Por eso, en estos casos se hace necesaria la figura del Ingeniero de Sistemas, como aquel profesional “especialista en el todo” que integra en sí todas las disciplinas y especialidades, y es capaz de generar una estructura de equipo, bien comunicada entre sí, donde se coordinen todas las circunstancias técnicas y personales.

Tal y como explicó el ingeniero Bernardo Delicado, el problema habitual de la ingeniería ha sido crear especialidades demasiado compartimentadas, lo que ha generado cierta “ceguera” a la hora de enfocar los problemas que afectan a una globalidad. Por eso, el Ingeniero de Sistemas es valorado no por sus conocimiento académicos, sino por su capacidad de abstracción, de entender la ingeniería de forma multidisciplinar, en crear canales de comunicación y en gestionar recursos humanos.

El papel del INCOSE y el capítulo español

El INCOSE fue creado hace 25 años como una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “desarrollar y difundir los principios y prácticas interdisciplinares para la realización satisfactoria de sistemas. Su misión es compartir, promover y avanzar en la mejora de la Ingeniería de Sistemas en todo el mundo para el beneficio de la humanidad y el planeta”.

Dentro de las tres certificaciones que otorga este organismo, la CSEP (Certified Systems Engineering Professional) es una de las más demandadas internacionalmente, especialmente en países como EE.UU. Reino Unido, Francia y Alemania.

  • La AEIS se ocupa de gestionar esta certificación en España para los profesionales y empresas que deseen tramitar este reconocimiento.

  • Un proceso que puede llegar a durar hasta un año, y que es necesario renovar cada tres, previa demostración de haber cumplido con el compromiso de desarrollo personal y profesional continuo.

Actualmente el 70% de los certificados SEP están en América, el 25% en Europa y el 5% restante en Asia. En este reparto se cuenta con 1.604 profesionales certificados en EE.UU., 159 en Alemania, 146 en Francia, 101 en India, 71 en UK, 65 en Suecia y 34 en España. La AEIS, establecida dentro de la RAI, quiere, desde España, impulsar el desarrollo del capítulo español, reconocido formalmente por el INCOSE, así como fomentar el ingreso de los profesionales españoles en la Ingeniería de Sistemas y, por ende, en su desempeño internacional.

AEIS-INCOSE, se ocupará a partir del próximo año de ayudar a los aspirantes a cubrir todas las etapas para la obtención de certificado, desde la cumplimentación de las solicitudes al INCOSE hasta la preparación del examen. Para lo cual, el capítulo español de INCOSE ofrece descuentos en programas formativos a sus asociados a la hora de prepararse para superar con éxito el examen.

Campus Iberus obtiene la calificación definitiva de Campus de Excelencia Internacional

El proyecto Campus Iberus ha obtenido la calificación definitiva como Campus de Excelencia Internacional (CEI) en la resolución final del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Una comisión internacional valora su estrategia de agregación, su apuesta por la internacionalización y sus consorcios de especialización

La comisión internacional que realiza la evaluación de los proyectos ha valorado de manera positiva la estrategia de agregación seguida por las universidades de La Rioja, Lleida, Pública de Navarra y Zaragoza al configurar la alianza Campus Iberus,

El informe emitido por la comisión de evaluación reconoce el gran esfuerzo realizado por las cuatro universidades de Campus Iberus para la definición y puesta en marcha de un modelo de agregación y especialización que afecta a cuatro comunidades autónomas.

El informe también valora de forma muy satisfactoria la apuesta de Campus Iberus por su internacionalización con el desarrollo de acciones como el proyecto de Capacitación en Colombia, el refuerzo de su presencia europea con la apertura de la Oficina de Campus Iberus en Bruselas, o la primeras actuaciones de Campus Iberus en Asia con el establecimiento de acuerdos de colaboración con varias universidades chinas.

El informe identifica además varias potencialidades de Campus Iberus como la puesta en marcha de sus consorcios interuniversitarios en ámbitos concretos de especialización. Hasta el momento se han puesto en marcha ocho consorcios Iberus -cuatro en el ámbito agroalimentario y cuatro en el ámbito de la energía-, donde se integran investigadores de las distintas universidades de Campus Iberus además de empresas y otras entidades regionales. A lo largo del año 2016, entre ocho y diez nuevos consorcios serán puestos en marcha en el ámbito de tecnologías para la salud, otra de las áreas de especialización de Iberus.

Con esta evaluación, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha decidido otorgar de manera definitiva a Campus Iberus la calificación de Campus de Excelencia Internacional (CEI).

 AYUDAS A LOS CAMPUS DE EXCELENCIA

Por otra parte, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con fecha 4 de diciembre de 2015, ha hecho pública la resolución de ayudas otorgadas a los Campus de Excelencia en el marco de la convocatoria recientemente publicada para la consolidación de los proyectos de excelencia de las universidades.

Campus Iberus, con 129.980,50 Euros, ha sido uno de los CEIs que han obtenido financiación en el marco de esta convocatoria. Con esta financiación, Campus Iberus desarrollará varios de sus proyectos, como la puesta en marcha del Programa de Doctorado conjunto en Patrimonio, Sociedades y Espacios de Frontera, la participación en redes e iniciativas internacionales en ámbitos de I+D+I, la atracción de talento, o el desarrollo de programas de atención a la diversidad.