Monthly Archives: enero 2016

Edulearn 2016 celebra su 8ª conferencia anual

EDULEARN celebra su 8ª conferencia anual destinada a docentes, investigadores, científicos y profesionales de la Educación de todo el mundo. Cada año, más de 700 participantes procedentes de 80 países asisten a este foro.

El objetivo general de EDULEARN16 es promover la colaboración internacional en la educación y nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza. Será una excelente oportunidad para presentar y plantear todas las cuestiones relativas a nuevos proyectos de investigación, nuevas tendencias educativas y últimas innovaciones en el campo tecnológico.

La fecha límite para el envío de resúmenes (abstracts) es el 31 de Marzo de 2016.

Las propuestas deberán remitirse on-line en Edulearn.

Fundación Universia destina 200.000 euros en becas para 160 universitarios con discapacidad

Fundación Universia beca a 160 estudiantes universitarios con discapacidad en la IX Convocatoria de las Becas Fundación Universia Capacitas. La Fundación ha destinado 200.000 euros en ayudas en esta edición 2015-2016, con la colaboración de Banco Santander, Indra, Hilti, American Express, KPMG, L’Oréal, Pfizer, Endesa, American Express Global Business Travel España, Daimler, Northgate, Nestlé y BT, y con el apoyo de FSC Inserta y Fundación Repsol.

En esta ocasión se han presentado 517 solicitudes de universitarios con discapacidad para participar en esta convocatoria. De entre todas ellas han sido seleccionados 160 estudiantes, 72 mujeres y 76 hombres, repartidos por toda la geografía española (*ver infografía anexa).

Fundación Universia consolida un año más este programa de Becas que tiene como objetivo final identificar talento diverso temprano para una posterior incorporación al mundo laboral, a través de una vacante de empleo o prácticas. Desde su puesta en marcha en 2007, se han concedido 957 becas universitarias, para promover el acceso, progreso y la movilidad universitaria de los estudiantes con discapacidad, lo que supone una inversión acumulada de 1.785.415 euros.

Acceso, Progreso y Movilidad Internacional universitaria

Este año el reparto de becas por modalidad ha sido de 18 Becas de Acceso, 114 de Progreso, 22 de Movilidad y 6 para deportistas adscritos al Plan ADOP. De las 114 ayudas de la categoría de Progreso, 78 corresponden a estudiantes con los que la Fundación renueva su compromiso.

Todos ellos recibieron el año pasado una beca de la Fundación Universia y finalizaron el curso académico con al menos el 80% de los créditos matriculados aprobados. Dentro de la Convocatoria general de las Becas, la Fundación ha repartido 35.000 euros entre 22 estudiantes con discapacidad en la categoría de Movilidad, con el objetivo de impulsar la movilidad internacional universitaria. Entre las universidades extranjeras escogidas por los estudiantes becados predominan los destinos europeos. Sin embargo, hay algunos que han optado por marcharse a estudiar aún más lejos de casa: EEUU, México, Brasil y Uruguay (*).

Distribución por Universidades y Estudios

Las universidades con mayor número de candidaturas seleccionadas en la convocatoria 2015-2016 han sido: en primer lugar, la Universitat de València con 22 estudiantes seleccionados (14% del total); en segundo lugar, la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad de Oviedo y la Universidad Rey Juan Carlos con 7 estudiantes seleccionados cada una (4%). Y en tercera posición, la Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Granada y Universitat Autònoma de Barcelona con 6 estudiantes seleccionados, respectivamente (4%) (*).

En cuanto a los estudios universitarios que han tenido más presencia en esta convocatoria, estos han sido, en primer lugar, Administración y Dirección de Empresas y Derecho (20%); en segundo lugar, Medicina (8%); en tercer lugar, Psicología (4%); en cuarta posición, Educación Primaria (3%); y en quinta posición, Educación social, Enfermería y Traducción e interpretación (2% cada una), sobre el total de becas concedidas esta edición de las ayudas (*).

Arranca la tercera edición del Curso de Postgrado Huawei-UPM en Comunicaciones Móviles ‘Liderando la Era LTE’

 

Huawei ha anunciado la puesta en marcha de la tercera edición del Curso de Postgrado ‘Liderando la Era LTE’. Este programa de formación, que la compañía imparte por tercer año consecutivo de manera conjunta con la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), dará hasta a 30 estudiantes la oportunidad de formarse en comunicaciones móviles y, en concreto, en el ámbito de la tecnología LTE, el estándar de comunicaciones móviles 4G.

En el marco de este Curso de Postgrado Huawei-UPM en Comunicaciones Móviles, cuya carga lectiva es de 30 créditos ECTS y que se impartirá en la sede de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones (ETSIT) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Huawei España ofrecerá hasta 30 becas por valor de 1.500 euros cada una para cubrir el 50% de la matrícula. Asimismo, el programa de formación ‘Liderando la Era LTE’ incluye prácticas remuneradas de seis meses en la sede central de Huawei España, en Madrid, a aquellos alumnos que hayan finalizado el programa de postgrado y superen el proceso de selección establecido por la compañía.

Tony Jin Yong, CEO de Huawei España, ha afirmado: “Esta tercera edición del Curso de Postgrado ‘Liderando la Era LTE’ supone la consolidación de nuestra apuesta por transferir nuestro expertise y know-how en una tecnología de última generación, como es LTE. Además, es una muestra más del compromiso por contribuir a ofrecer oportunidades profesionales a los jóvenes españoles en el sector TIC, recogido en nuestra estrategia Creando Oportunidades a través de la Educación”.

Formación superior en tecnologías de vanguardia

Dirigido a ingenieros de Telecomunicación, licenciados, graduados, ingenieros o ingenieros técnicos, en especial los que desempeñen su carrera profesional en el ámbito de las TIC y que tengan título previo, este programa está desarrollado conjuntamente con la UPM y tiene como objetivo formar a universitarios en comunicaciones móviles y dinamizar el entorno educativo a través del estudio de tecnologías punteras (LTE/LTE A). En este sentido, el contenido docente del curso incluye una introducción al sistema LTE, sus aplicaciones y servicios; productos y soluciones actuales; diseño e implementación de redes LTE; prácticas de laboratorio, y un trabajo de final de curso.

El Curso de Postgrado ‘Liderando la Era LTE’ se impartirá de forma conjunta por un claustro de profesores constituido por personal docente de la Escuela Técnica Superior de Telecomunicación (ETSIT) y profesionales de amplia experiencia de Huawei España, que aportarán su experiencia en el despliegue de redes móviles.

Con una carga lectiva de 220 horas, divididas en cinco bloques, este Curso de Postgrado se desarrollará entre abril y julio de 2016 y será impartido en la ETSIT–UPM, de lunes a jueves, de 17:00 a 21:00 horas.

Práctica con el laboratorio virtual LTE-Star 6.0 de Huawei

La formación incluida en ‘Liderando la Era LTE’ se completará con la realización de prácticas de laboratorio, utilizando LTE-Star de Huawei en su versión 6.0. Se trata de un simulador, basado en Cloud, que permite emular diferentes escenarios de aplicación de la tecnología LTE. En un entorno intuitivo y tras una fase de aprendizaje inicial, el alumno puede simular diferentes aspectos de una red LTE, como la configuración de hardware, incluyendo los sistemas radiantes y las estaciones base en las versiones FDD y TDD de LTE y las operaciones y mantenimiento de red.

Los interesados en realizar este Curso de Postgrado pueden solicitar plaza a través de la página web del programa. Huawei y UPM harán una primera selección entre las solicitudes recibidas hasta el 7 de marzo de 2016.

Abierto el plazo para participar en la Liga de Debate Universitario de la UC

La Universidad de Cantabria acogerá la próxima semana una serie de sesiones informativas para que los estudiantes interesados puedan conocer los detalles sobre la Liga de Debate Universitario 2015/2016, cuya fase local se desarrollará del 29 de febrero al 4 de marzo, y de donde saldrá el equipo que representará a la UC en la VIII Liga de Debate Interuniversitario del G9.

En esta ocasión, la pregunta del debate, consensuada por las universidades que componen el G9 será: ¿La solución de la crisis de los refugiados en Europa debe contemplar acciones militares en los Estados fallidos de origen?

La participación en la Liga está abierta a todos los estudiantes con matrícula en títulos de Grado o Máster oficiales de la UC durante el curso académico 2015/16. La inscripción ha de realizarse en equipos de 3 a 5 personas antes del 1 de febrero rellenando el formulario disponible en la web del Campus Cultural (www.campuscultural.unican.es).

Todos los inscritos recibirán unas jornadas de formación en oratoria e iniciación al debate y a la investigación, según explica la profesora María Cantero, coordinadora del Aula de Debate, para favorecer una mejor preparación del debate que deberán defender durante el desarrollo de la Liga.

Tras la fase local, en la que actuarán como jurado y árbitros miembros del personal docente e investigador de la UC, así como profesionales procedentes de diversas empresas de Cantabria, el equipo ganador acudirá a la VIII Liga de Debate Interuniversitario del G9 que se desarrollará en Logroño entre los días 16 y 18 de marzo.

Todos los estudiantes participantes recibirán un diploma acreditativo así como el reconocimiento de 2 créditos ECTS (según condiciones), mientras que el equipo campeón, además de viajar a Logroño para participar en la VIII Liga, recibirán 600 euros.

Impulso habilidades comunicativas

La Liga de Debate Universitario tiene como propósito desarrollar en el alumnado las habilidades comunicativas necesarias para expresarse en público de forma segura y convincente.

Asimismo, pretende fomentar en los estudiantes el pensamiento analítico, técnicas de investigación, habilidades de gestión del conocimiento, trabajo en equipo y capacidad de síntesis.

Sesiones informativas:

  • Facultades de Derecho y Económicas: 11 de enero, 13:00 h., aula 15
  • Facultades de Educación y Filosofía y Letras: 12 de enero, 14:30 h., Aula Magna
  • Facultad de Medicina: 13 de enero, 17:00 h., Aula 4
  • Facultad de Ciencias: 14 de enero, 14:00 h., Aula 1

Más información: auladebate@unican.es

La Facultad de Ciencia y Tecnología busca aprendices de científicos entre el alumnado de secundaria y bachillerato

Desde el lunes 11 de enero y hasta el próximo viernes 22 de enero, la Facultad de Ciencia y Tecnología (ZTF-FCT) de la UPV-EHU acogerá en sus laboratorios a más de 400 alumnos de secundaria y bachiller, procedentes de más de 40 centros educativos de diferentes puntos de la Comunidad Autónoma, en una nueva edición del programa Química en Acción / Kimika Bizirik, una actividad coordinada por los profesores José Luis Ayastuy e Izaskun Gil de Muro.

Se trata de una actividad conjunta de Química e Ingeniería Química con el objetivo de fomentar el interés por ambas materias en los alumnos preuniversitarios, en la que se darán cita alumnos y alumnas que seguirán las sesiones en euskera y castellano, y en horarios de mañana y tarde. En esta edición, el 53% del alumnado procede de primero y segundo de Bachillerato y el 47% de cuarto de la ESO.

Los alumnos realizarán cuatro prácticas de Química en laboratorio, con actividades para convertir en “monedas de oro” las piezas de cobre de cinco céntimos, mediante un proceso electroquímico en el que se cubre de cinc (color plateado) y posteriormente, al calentarlo, se forma latón (color dorado) o la identificación de ocho compuestos desconocidos, en la práctica del detective químico, en la que tendrán que identificar ocho compuestos desconocidos, mediante la medida de propiedades químicas y físicas, como el pH, conductividad o luminiscencia. Los compuestos a identificar son agua destilada, agua marina, tónica, bebida de cola, té vinagre, lejía y gaseosa.

Asimismo, realizarán la síntesis de nylon 6-10, mediante polimerización al mezclar los dos reactivos e identificarán el componente activo de un analgésico comercial. En esta última prueba, el alumnado utilizará la cromatografía en capa fina para identificar la composición real de un analgésico, confirmando o descartando la presencia de los agentes activos paracetamol, ibuprofeno, ácido acetil salicílico y cafeína.

Además, asistirán a la realización de experimentos, siempre bajo tutela de un tutor de la Facultad de Ciencia y Tecnología y demostraciones realizadas por los propios docentes universitarios.

Química en Acción / Kimika Bizirik lleva realizándose desde 2006 y su objetivo es iniciar en la Ciencia, en concreto en la química e ingeniería química, al alumnado de secundaria y bachillerato.

Investigadores de la Universidad de Valladolid desarrollan pruebas simplificadas capaces de diagnosticar apnea del sueño con una precisión mayor al 90%

Investigadores del Grupo de Ingeniería Biomédica (GIB) de la Universidad de Valladolid (UVa) trabajan en el desarrollo de pruebas simplificadas del Síndrome de la Apnea-Hipopnea del Sueño (SAHS) a partir del análisis automático de diferentes tipos de señales fisiológicas, principalmente el nivel de saturación de oxígeno en sangre y el flujo aéreo. En sus últimos estudios, el equipo científico ha logrado una capacidad diagnóstica de más del 90 por ciento, lo que permitiría, en un futuro, realizar las pruebas para la detección de la apnea en el propio domicilio del paciente, reducir la complejidad en el diagnóstico y disminuir así el coste sanitario y las listas de espera que actualmente manejan las saturadas unidades del sueño de los hospitales españoles.

Como recuerda Gonzalo Gutiérrez, investigador del GIB que ha centrado su tesis doctoral en esta materia, el Síndrome de la Apnea-Hipopnea del Sueño es un trastorno respiratorio caracterizado por episodios repetitivos de cese completo (apnea) o reducción notable (hipopnea) de la respiración durante el sueño.

Su prevalencia oscila entre el 2 y el 5 por ciento de la población adulta y en algunos estudios se pone de manifiesto que un alto porcentaje de los enfermos (hasta el 90 por ciento de los casos en hombres y el 98 por ciento de los casos en mujeres) podría no estar diagnosticado. La apnea conlleva una serie de problemas a corto y medio plazo, como una reducción notable de la calidad de vida del paciente, que en algunos casos deriva en accidentes de tráfico y laborales debidos a una excesiva somnolencia diurna. E incluso, a largo plazo, puede dar lugar a complicaciones severas de tipo cardiovascular.

La obesidad es uno de los factores de riesgo más importantes asociados a esta enfermedad. La apnea se produce cuando las vías respiratorias superiores se obstruyen, lo que puede originarse con el aumento del tejido adiposo alrededor de la zona del cuello, debido al exceso de peso. En este sentido, advierte el investigador, “la actual epidemia de obesidad que existe en los países occidentales está dando lugar a una mayor incidencia del Síndrome de la Apnea-Hipopnea del Sueño, que es comparable ya a la de la diabetes, mientras que los servicios de salud no están preparados para atender a todas estas personas”.

En relación al diagnóstico, actualmente el método de referencia es la polisomnografía (PSG), que consiste en la monitorización del paciente en una unidad del sueño especializada bajo supervisión de personal cualificado. Durante esta prueba, se registran más de 30 variables fisiológicas que posteriormente son estudiadas por el médico especialista, quien finalmente realiza el diagnóstico y evalúa el grado de severidad de la enfermedad. Sin embargo, esta prueba conlleva diversos problemas: requiere la hospitalización del paciente durante una noche, con la consiguiente incomodidad para el mismo; supone unos elevados costes sanitarios en equipamiento y personal cualificado; obliga al especialista a analizar manualmente registros de unas ocho horas de duración, y colapsa las unidades del sueño, incapaces de hacer frente a un número creciente de afectados.

“Por todo ello, nuestro objetivo es simplificar esa prueba. Desarrollamos métodos de ayuda al diagnóstico mediante la utilización de un número muy reducido de señales fisiológicas, en concreto, tratamos de utilizar una única señal. Esto es posible gracias al uso de modelos matemáticos de reconocimiento de patrones, que permiten extraer de forma automática información que no es perceptible a simple vista por un especialista”, detalla Gonzalo Gutiérrez.

Tres tipos de señales fisiológicas

Los investigadores de la UVa han trabajado principalmente con tres de las señales fisiológicas que se recogen habitualmente durante las polisomnografías: la pulsioximetría o saturación de oxígeno en sangre, que mide de forma no invasiva el oxígeno transportado por la hemoglobina; la señal de flujo aéreo, que representa la cantidad de aire inhalado y exhalado por el paciente, cuyo registro se realiza con dos tipos de sensores diferentes; y la variabilidad del ritmo cardiaco, que calcula el tiempo de los intervalos entre latido y latido.

Para ello han contado con la colaboración del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid que dirige el doctor Félix del Campo, que ha aportado los datos necesarios procedentes de las polisomnografías que realizan habitualmente en el Servicio, con el consentimiento informado de los pacientes. “Tratamos con bases de datos amplias, de entre 150 y 300 pacientes, para que los resultados sean generalizables”, apunta el Gonzalo Gutiérrez, quien añade que los estudios han sido llevados a cabo en adultos y también en niños, en colaboración con la Unidad Multidisciplinar de Sueño y Ventilación del Hospital universitario de Brugos, ya que algunas investigaciones destacan la importante incidencia de esta enfermedad en este grupo de edad, cercana al 6 por ciento, debido a la obesidad y a otros factores de riesgo como la obstrucción que producen las anginas.

Respecto a los resultados, “a nivel de rendimiento diagnóstico hemos obtenido muy buenos resultados tanto con la señal de pulsioximetría como con la señal de flujo aéreo, llegando en ambos casos a más del 90 por ciento de precisión diagnóstica. En el caso de la señal de variabilidad del ritmo cardiaco también hemos conseguido buenos resultados pero no tan altos, concretamente, un 86 por ciento de precisión diagnóstica”, explica.

Cribado de pacientes

Los investigadores de la UVa han diseñado además algunos protocolos de cribado previo de pacientes, lo que permitiría reducir la realización de polisomnografías en el hospital hasta en un 40 por ciento. De este modo, “se reduce la necesidad de llevar a cabo pruebas completas, disminuyendo las listas de espera, ahorrando costes sanitarios, acelerando el acceso tanto al diagnóstico como al tratamiento y evitando que el paciente tenga que dormir en el hospital, ya que estos sensores se pueden trasladar fácilmente a su domicilio, tomando unos registros más representativos del sueño habitual del paciente”, concluye.

El Grupo de Ingeniería Biomédica (GIB), coordinado por el catedrático del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones e Ingeniería Telemática de la UVa Roberto Hornero Sánchez, que ha obtenido la calificación de Unidad de Investigación Consolidada por parte de la Junta de Castilla y León, prevé seguir investigando en esta línea.

“Contamos con varios proyectos encaminados a realizar las pruebas disgnósticas simplificadas en el domicilio del paciente, utilizando incluso el ‘smartphone’, una tecnología más accesible. También queremos analizar si los resultados obtenidos con señales adquiridas en los centros hospitalarios se ven refrendadas analizando las señales tomadas en el domicilio del paciente. Y también queremos avanzar en la línea de apnea pediátrica, un campo poco estudiado hasta el momento”, adelanta Gutiérrez.

Investigadores del CIMA y del CNIC descubren mecanismos que estimulan la respuesta antitumoral del sistema inmune

Investigadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra y del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han descubierto mecanismos que contribuyen a la respuesta antitumoral del sistema inmune. Los resultados de este trabajo se han publicado hoy en el último número de la revista científica Cancer Discovery.

Las células presentadoras de antígeno son las encargadas de iniciar y regular la respuesta inmunitaria frente a patógenos y frente a tumores. Los tumores, sin embargo, desarrollan mecanismos para escapar al control del sistema inmune, silenciando la respuesta de los linfocitos T citotóxicos que eliminan el tumor.

En los últimos años se ha mostrado que el uso de anticuerpos “inmunoactivadores” que reactivan a los linfocitos T citotóxicos silenciados es capaz de estimular una respuesta anti-tumoral potente. “En este trabajo hemos descubierto que la generación de células T citotóxicas que pueden ser ‘rescatadas’” por la inmunoterapia con anticuerpos anti-PD1 y anti-CD137 depende de una  subpoblación concreta  de células presentadoras de antígenos. Son células dendríticas dependientes del factor de transcripción Batf3, que toman antígenos de las células tumorales y lo presentan a los linfocitos T, que así adquieren capacidad para matar al tumor”, explica el doctor Ignacio Melero, investigador del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra, y codirector del trabajo, que forma parte de la tesis doctoral de Alfonso Rodríguez.

Recientemente los anticuerpos anti-PD-1 han demostrado su eficacia para el tratamiento del melanoma metastásico y del cáncer de pulmón no microcítico en primera línea. Según David Sancho, investigador del CNIC y codirector del estudio, “esclarecer la célula presentadora que promueve la respuesta inmune anti-tumoral puede ayudarnos a diseñar estrategias para incrementar la eficacia del tratamiento con anticuerpos inmunoactivadores y a buscar biomarcadores que predigan qué pacientes se beneficiarán del tratamiento. Nuestro trabajo sugiere que estas células dendríticas dependientes de Batf3 pueden ser fundamentales en la inmunoterapia anti-tumoral”.

El resultado es el fruto de la experiencia del CNIC y de la Universidad de Navarra en los mecanismos de presentación antigénica y en inmunoterapia del cáncer, respectivamente.

Aplicación clínica

Los investigadores del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra coordinan un proyecto europeo en el que también participa el CNIC para obtener estas células presentadoras de antígeno de la sangre de pacientes con tumores mediante técnicas de selección celular y formular vacunas específicas para el tumor del paciente. “Hemos visto que su número aumenta al utilizar un factor de crecimiento denominado FLT-3L y mediante este agente podríamos incrementar su número en pacientes que estén recibiendo anticuerpos anti-PD-1 o anti-CD137 para potenciar la eficacia mediante un tratamiento combinado”, asegura el Dr. Melero.

Si se confirman los resultados, los investigadores se plantean la utilización de estas células en terapia celular. “Queremos estudiar también si este mecanismo es deficitario en los pacientes que no responden al tratamiento con anti-PD-1. Nuestra hipótesis es que la respuesta a anti-PD-1 correlaciona con la presencia de esta subpoblación de células dendríticas en el tejido tumoral”, explican los autores del trabajo.

En el mismo número de ‘Cancer Discovery’ se incluye un comentario “in the spot light”, firmado por el Dr. Daniel Speiser, sobre los hallazgos de los grupos españoles en el que resalta la importancia de estos descubrimientos para conseguir mayor eficacia en inmunoterapias del cáncer que están ya aprobadas para uso clínico y desarrollándose para múltiples indicaciones en oncología”

Un estudio apunta que restringir por ley la venta de alcohol reduce los actos de violencia

La violencia relacionada con el consumo excesivo de alcohol causa anualmente en casi todos los países del mundo enormes problemas, de hecho, el alcohol está presente en la cuarta parte de todos los homicidios, según estima la Organización Mundial de la Salud (OMS). La violencia asociada con la embriaguez supone un gran desafío para los gobiernos y provoca una creciente preocupación en la opinión pública. Uno de los países que ha afrontado este reto ha sido Australia, más concretamente la región de Nueva Gales de Sur, la más poblada del país y cuya capital es Sídney.

Los investigadores Fernando Tusell, profesor e investigador de la UPV/EHU de Econometría y Estadística, Patricia Menéndez, estadística en el BOCSAR (Bureau of Crime Statistics and Research [Oficina de Estadísticas de Crimen e Investigación] de Nueva Gales del Sur) y Don Weatherburn, director de BOCSAR, han publicado el artículo “The effects of liquor licensing restriction on alcohol-related violence in NSW, 2008–13” (Los efectos de la restricción de licencias de bebidas alcohólicas sobre la violencia relacionada con el alcohol en Nueva Gales del Sur) en la revista científica Addiction.

El estudio analiza los efectos de las reformas legislativas introducidas entre julio de 2008 y enero de 2012 en Nueva Gales del Sur. Para ello se han todas las agresiones registradas por la policía y no solo los asaltos marcados como relacionados con el alcohol, pues en muchos casos, aclara el estudio, no están basados en estudios toxicológicos, sino en la percepción del agente. Asimismo, las agresiones relacionadas con la violencia doméstica se han excluido del estudio.
Tras analizar los datos, “se puede concluir que las reformas legislativas introducidas, como la restricción de las horas de venta de alcohol, el hacer públicos los nombres de establecimientos en que se perpetran los actos de violencia, prohibición del uso de vasos de cristal después de medianoche, cese del servicio de bebidas alcohólicas 30 minutos antes del cierre y algunas otras”, parecen haber reducido sensiblemente el número de agresiones registrados, en concreto un 31.27% y 39.70% , respectivamente, los delitos calificados como agresiones y agresiones graves”, explica Fernando Tusell, el coautor de la investigación.

El artículo de estos tres investigadores ha causado cierto debate en ámbitos académicos, pues ha sido criticado por no haber tenido en cuenta otros factores a la hora de explicar la reducción de agresiones, como puede ser la crisis económica.

“No es que no tuviéramos en cuenta este factor”, explica Fernando Tusell. “Consideramos variables como actividad económica y desempleo, pero no las encontramos significativas y fueron eliminadas de los modelos. Ello no quiere decir que carezcan de influencia. Cuando se trabaja con datos observacionales, es decir, en que no cabe experimentar, muchas veces es difícil deslindar si un efecto lo ha sido de una causa o de otra simultánea en el tiempo.” Pero, concluye, “considerada toda la evidencia disponible y su contexto parece haber poca duda de que la legislación examinada tuvo el efecto que indicamos”.

Efectos desiguales

El modo en el que se consume alcohol varía mucho entre países, no se realiza de la misma forma entre nosotros que en Australia, por lo que trasladar aquí las medidas adoptadas en Nuevo Gales de Sur tendrían efectos desiguales para Fernando Tusell: “Restringir las horas de venta de alcohol, hacer públicos los nombres de establecimientos hosteleros en que se perpetran actos de violencia… cabe pensar que tendría efecto en cualquier sitio, incluido éste. De qué magnitud, no lo sé, ni si las ventajas que derivarían de ello compensan lo que muchos verían como limitaciones injustificadas a libertades individuales. Es posible por otra parte que en nuestro país los actos de violencia estén asociados no sólo, o incluso no principalmente, a bares, pubs o discotecas: mi impresión es que muchos acontecen en lugares públicos, entre pandillas que practican el botellón”.

Patricia Menéndez, coautora del estudio y estadística en el BOCSAR, es más cauta: “Hay factores culturales muy importantes que pueden tener un efecto fundamental a la hora de extrapolar este tipo de intervenciones en diferentes países, aunque no cabe duda de que en general es esperable una reducción en el número de agresiones registradas”.

Un sistema de la Universidad de Zaragoza permitirá auditar el uso del agua y la energía en las empresas agroalimentarias

Las empresas agroindustriales podrán ser más eficientes y competitivasgracias a una herramienta informática que permitirá auditar el uso de agua y energía de los procesos industriales. Dos grupos de investigación y una spin off de la Universidad de Zaragoza, junto a una consultora medioambiental, han desarrollado y comercializado este sistema dentro del proyecto Optinagua, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Esta herramienta será el punto de partida para identificar e introducir mejoras en los procesos industriales,permitiendoincrementar la eficiencia en el uso de los recursos, mejorando el medioambiente y la competitividad de las propias empresas.

La necesidad y urgencia de una gestión eficiente de los recursos hídricos a nivel global es cada vez mayor considerando las últimas previsiones de crecimiento demográfico y los previsibles efectos del cambio climático que afectaran la cantidad y calidad del recurso hídrico. La conexión agua-energía-alimento se verá seriamente afectada ya que la competencia por el uso del agua para abastecimiento, producción de alimento y energía irá en aumento.

Según el Consejo Nacional de Inteligencia de EEUU, el nexo agua-energía y el cambio climático son dos de las tendencias que condicionarán el mundo en el 2030. Hoy por hoy la gestión del agua es ya un enorme desafío, al que se exigen soluciones a distintos niveles, global, nacional e individual.

Un proyecto desarrollado durante tres años

En este horizonte se enmarca el proyecto Optinagua, que ha sido desarrollado a lo largo de tres años por el Área deRecursos Naurales de CIRCE, liderada por Javier Uche, y el Grupo de Sistemas de Información Avanzados del I3A, coordinado por Javier Zarazaga, junto con la spin off GeoSpatiumLab y la consultora medioambiental Zeta Amaltea.

La mejora de la competitividad estará asociada en primer lugar a una reducción de la factura hídrica y energética y a la anticipación a futuras exigencias legales (nacionales e internacionales) previsiblemente más restrictivas. Además el aporte de un sello de calidad distintivo que traduzca la evaluación obtenida con la herramienta comprobará el buen desempeño ambiental de la empresa y contribuirá a la mejora de la imagen corporativa de cara a clientes y suministradores.

Dicha herramienta informática es el resultado final del proyecto llevado a cabo en cuatro fases generales: desarrollo metodológico, creación de la herramienta;  implementación y validación en del sector agroalimentario de Aragón y difusión en el ámbito nacional y europeo.

La primera fase consistió en el desarrollo de una metodología combinada e innovadora con la inclusión de aspectos económicos, energéticos y ambientales teniendo por base metodologías reconocidas y de uso extendido a nivel internacional como son el Análisis Ciclo de Vida, la Huella Hídrica, Water Pinch y la Hidronomía Física. Se trata además de una metodología actual ya que considera los últimos avances en el estado del arte, como por ejemplo la ISO 14046 que viene regular el indicador de la Huella Hídrica y añadir al concepto la componente de análisis del impacto ambiental vinculado al consumo del agua.

La metodología desarrollada e implementada en la herramienta informática de OPTINAGUA traduce la evaluación realizada mediante un indicador global dividido en siete niveles adimensionales de eficiencia a la imagen de lo que sucede con otras etiquetas que ya existen, como la etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos.

Además aporta información adicional sobre el impacto ambiental generado, su valoración económica, así como la inversión necesaria y correspondiente periodo de retorno para las sugestiones de mejora identificadas.

La UPO participa en un proyecto europeo para mejorar la prevención ante las inundaciones

 

La Comisión Europea ha aprobado el proyecto FLOOD CBA#2, cuyo objetivo es el establecimiento de las medidas de prevención y protección más adecuadas en las zonas más propensas a sufrir inundaciones. Esta iniciativa está impulsada por un consorcio de entidades procedentes de Grecia, Reino Unido, Portugal y España, entre las que está la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla.

Financiado por la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (DG ECHO), este proyecto tiene sus antedecentes en la iniciativa FLOOD CBA, que ya permitió establecer una plataforma de conocimiento para analizar el coste-beneficio de las medidas de prevención frente a inundaciones. La ejecución de este proyecto comenzará a principios de este año 2016 y se desarrollará durante dos años, con un coste estimado en 795.000 euros, de los cuales 596.250 euros son aportados por la Comisión Europea.

Las entidades que participan en FLOOD CBA#2 son la empresa griega SIGMA Consultants Ltd, como coordinadora, el Flood Hazard Research Centre de la Universidad de Middlesex (Reino Unido), el Research Centre for Geography and Regional Planning, la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla a través del grupo de Investigación PAIDI “Coastal Environments” y el Área de Geografía Física, la Universidad Nova de Lisboa y el municipio de Amandor (ambos en Portugal), la Región de East Macedonia-Thrace (Grecia) y la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, en coordinación con la Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM).