10 abril, 2018
  • Las universidades públicas de Burgos, Salamanca, León y Valladolid y la privada Universidad Católica ‘Santa Teresa de Jesús’ de Ávila son las premiadas.

El consejero de Educación, Fernando Rey, y el director territorial de Banco Santander en Castilla y León, Óscar Calleja, -acompañados por los rectores de la Universidad de Burgos (UBU), Manuel Pérez Mateos, y la rectora de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), María del Rosario Sáez Yuguero, han entregado esta mañana en el Monasterio Nuestra Señora del Prado de Valladolid los galardones de los concursos ‘Iniciativa Campus Emprendedor’ y ‘Desafío Universidad-Empresa’, organizados por la Consejería de Educación a través de la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl), con el patrocinio de Banco Santander, a través de Santander Universidades en su edición del año 2017. En esta ocasión, las universidades públicas de Burgos, Salamanca, León y Valladolid y la privada UCAV han resultado premiadas en los dos concursos del Plan TCUE 2017.

En el año 2008, la Consejería de Educación puso en marcha la primera fase del Programa de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa. Justo un año antes, en el 2007, se crea en la Comunidad la figura del Comisionado para la Ciencia y la Tecnología -órgano dependiente del presidente de la Junta de Castilla y León-, con el objetivo de impulsar con carácter transversal la política de ciencia, tecnología e innovación, y asegurar la coordinación y coherencia de las actuaciones en materia de I+D+i y de la sociedad digital del conocimiento de la Comunidad.

El objetivo de aquel primer Programa TCUE, y los posteriores -se cumplen ya 10 años de desarrollo del Plan-, ha sido siempre aumentar la relación entre el mundo de la universidad y el de la empresa, para alentar la incorporación del conocimiento como activo relevante de la economía autonómica. Uno de los logros de aquellos años fue la puesta en marcha de una red de colaboración universitaria en materia de transferencia de conocimiento: la Red TCUE -coordinada por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León, entidad dependiente de la Consejería de Educación-.

En ella, están presentes todas las universidades de Castilla y León: las públicas de Burgos, León, Salamanca y Valladolid; y las privadas ‘Pontificia’ de Salamanca, ‘IE Universidad’ en Segovia, ‘Europea Miguel de Cervantes’ en Valladolid, ‘Católica’ de Ávila y, desde finales de 2016, la ‘Isabel I de Castilla’ de Burgos. En el caso de las cuatro universidades públicas de Castilla y León, el programa TCUE se articula a través de sus fundaciones. Desde su lanzamiento en 2008, hasta junio del año 2018 -última fase presupuestada- el sistema universitario autonómico ha dispuesto de un presupuesto acumulado total superior a los 22 millones de euros.

Los concursos ‘Iniciativa Campus Emprendedor’ y ‘Desafío Universidad-Empresa’ cuentan con el patrocinio de Banco Santander a través de Santander Universidades, y forman parte del Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa 2015-2017, dentro de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León para 2014-2020.

Estos certámenes han supuesto para las universidades de Castilla y León, la movilización de seiscientas ideas de negocio o de proyectos empresariales que, a su vez, han dado lugar al nacimiento de al menos 23 nuevas empresas de base tecnológica en el entorno universitario. También, a través del concurso ‘Desafío Universidad-Empresa’, se han identificado alrededor de 260 demandas tecnológicas empresariales que están en el origen de al menos 62 proyectos conjuntos I+D+i universidad-empresa.

En la entrega de premios, el titular de Educación ha destacado que “el gran reto es avanzar hacia un nuevo modelo universitario que consiga que los jóvenes reciban una formación adecuada a las necesidades reales del mercado laboral y, también, que tengan una actitud emprendedora, ya sea como trabajadores por cuenta ajena o afrontando el desafío del autoempleo y la creación de nuevas empresas”. En este sentido, Rey ha incidido en que así lo entiende el Programa de Transferencia del Conocimiento Universidad-Empresa (TCUE) de Castilla y León, implantado desde 2008.

“Este importante esfuerzo, ha supuesto una mejoría evidente en los ritmos de la transferencia de conocimiento universitario en Castilla y León. Así, las solicitudes de patentes se han multiplicado casi por cuatro, el número anual de contratos de comercialización de esas patentes (licencias) es ahora más del doble, el ritmo anual de creación de empresas se ha cuadruplicado y la facturación anual de las universidades por actividades de I+D y consultoría ha experimentado un incremento cercano al 30%, pese a la incidencia de la crisis económica”, finalizó el consejero de Educación.

Por su parte, el director territorial de Banco Santander en Castilla y León, Óscar Calleja, declaró que “debemos felicitarnos todos por el exitoso desarrollo de la distintas actuaciones llevadas a cabo desde la Fuescyl, con la colaboración de todo el sistema universitario y el tejido empresarial de la región en materia de “Transferencia del Conocimiento Universidad-Empresa” y añadió que “para el Santander no hay mejor inversión que la educación porque nuestra misión como Banco es contribuir al desarrollo de las personas, de las empresas y de la sociedad en su conjunto y la colaboración con las universidades es el mejor medio para alcanzarlo”.

Galardones del ‘Desafío Universidad-Empresa’

El concurso ‘Desafío Universidad-Empresa’, que fomenta la realización de proyectos de I+D+i en colaboración con empresas de su entorno a partir de necesidades científico-tecnológicas identificadas previamente desde el sector empresarial, otorga hasta 45.000 euros en premios a través de cuatro premios y un accésit.

El primer premio de la categoría general ha recaído en el Grupo BISITE Research Group del Departamento de Informática y Automática de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca (USAL), por una propuesta de ‘Valoración de canales de ganado vacuno en matadero’ a partir de una demanda de Ganadería Charolesa SG.

El segundo galardón ha sido para un proyecto del Grupo de Inteligencia Computacional Aplicada (GICAP) de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Burgos (UBU) en respuesta a una demanda planteada por la compañía Centro de Observación y Teledetección Espacial, S.A.U. para construir un ‘Sistema de detección de accidentes de tráfico’.

El tercer premio ha sido otorgado al Grupo de investigación de Producción vegetal y calidad agroalimentaria de la Facultad de Ciencias y Artes de la Universidad Católica ‘Santa Teresa de Jesús’ de Ávila (UCAV) por la demanda ‘Flor inclusiva’ que presentó el centro especial de empleo Fundación Valora2 de Palencia.

El Premio Especial Nuevos Emprendedores ha sido para un proyecto de colaboración planteado por el Grupo Nuevos Métodos de Síntesis Orgánica (QO-3) de la Facultad de Ciencias de la UBU a partir de una demanda de Sistemas de Biotecnología y Recursos Naturales, S.L., empresa vallisoletana de muy reciente creación. Este proyecto apuesta por la ‘Síntesis molecular del principio activo hidroxitirosol a partir de otros compuestos’.

Por último, el jurado ha otorgado un accésit al Grupo ADMIRABLE (Advanced Data Mining Research And Bioinformatics LEarning) de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Burgos que colaborará con la Asociación PRONISA de Ávila en el desarrollo del proyecto ‘Camas inteligentes: detección de crisis epilépticas’. Los cinco proyectos se desarrollarán durante los próximos 12 meses.

Distinciones en la ‘Iniciativa Campus Emprendedor’

Con la ‘Iniciativa Campus Emprendedor’, la Consejería de Educación favorece la generación de ideas empresariales en el entorno universitario y su materialización en nuevas empresas.

En la categoría ‘Idea Innovadora de Negocio’, el primer premio ha sido para el estudiante de la USAL, Ramiro Sánchez Torres, por la idea ‘HandY: prótesis biónica de mano configurable’. La segunda distinción ha sido para María Virginia Ozcariz Fermoselle y Luis Acuña Rello, egresada y profesor, respectivamente, del Campus de la Yutera, Palencia, de la Universidad de Valladolid (UVA), por ‘BioPaneles: paneles aligerados y bioaislantes (acústicos y térmicos)’. Y el tercer galardón ha recaído en Ane Arratibel García, egresada del Campus de Palencia, y los profesores e investigadores del mismo centro, Pedro A. Caballero Calvo, Felicidad Ronda Balbás, Joanna Harasym y Marina Villanueva por el ‘Desarrollo de una gama de productos adaptados para la población con disfagia’.

Por otro lado, el primer premio de la modalidad ‘Proyecto Empresarial’ lo han obtenido José Miguel Ampudis Castro y Luis Carlos Medina Rodríguez, de la UVA, por ‘Additive Systems: Implementación de las tecnologías de fabricación aditiva en la industria 4.0’. El segundo premio ha sido para Felipe Martínez Pastor, Beatriz Martín Fernández, José Ramiro González Montaña, Juan Carlos Domínguez Fernández de Tejerina y Marta Elena Alonso de la Varga de la Universidad de León (ULE), por el proyecto ‘Análisis espermáticos-REPROBIO’. El tercer galardón ha sido para Miguel Clemente Sánchez, alumno del Campus Viriato, Zamora, de la USAL, por el proyecto empresarial ‘Biomecánica: prótesis animales’.

Y, finalmente, la Mención especial ‘Emprendimiento Cultural, Social o Humanístico’, que se otorga como novedad por primera vez en esta edición del concurso, ha sido para Iskren Dragominov Mitov y Juan Pablo Castro Hurtado de la Universidad de Salamanca, por el proyecto empresarial ‘YoDono: Crowdfunding telemático para financiar proyectos sociales orientados a ayudar a personas en situación de necesidad’.

Los proyectos ganadores recibirán un premio de hasta 10.000 euros para el primero, hasta 9.000 para el segundo, hasta 8.000 para el tercero y hasta 6.000 para la mención especial “Emprendimiento Cultural, Social o Humanístico”, destinados a dotar el capital social de la nueva empresa. Las ideas innovadoras de negocio recibirán un diploma acreditativo y serán premiadas con un miniordenador tipo tableta.

Evolución de TCUE

El Programa TCUE a lo largo de los años ha trabajado en acciones tendentes a orientar una parte de la investigación universitaria hacia las necesidades del tejido productivo, fomentando la transferencia de conocimiento desde tres frentes complementarios: la puesta en marcha de proyectos de I+D+i en colaboración con empresas; el registro y comercialización de tecnología propia -propiedad industrial y patentes-; y la explotación directa de la tecnología propia mediante la creación de nuevas empresas.

A lo largo de todo el periodo recorrido por TCUE, las actividades realizadas se han integrado en el marco de las diferentes estrategias autonómicas en materia de I+D+i. A partir de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente (RIS3) de Castilla y León 2014-2020, la Consejería de Educación aprobó el Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa 2015-2017 para aprovechar una coyuntura económica paulatinamente más favorable y revitalizar el impulso de la colaboración universidad-empresa, particularmente en los nichos de especialización identificados en la RIS3 de Castilla y León.

El actual Plan ha agrupado todas las actuaciones en cuatro grandes acciones: universidad innovadora, actividades orientadas a ordenar y potenciar las estructuras de apoyo a la transferencia de conocimiento universitarias y a promover el desarrollo, protección y explotación de tecnologías propias; proyectos universidad-empresa, orientada a potenciar la realización de proyectos conjuntos de I+D+i y la innovación abierta; universidad emprendedora, que pretende impulsar el espíritu emprendedor y favorecer la creación de ‘spin-off’ y empresas de base tecnológica; y ecosistema innovador, para propiciar un entorno favorable a este tipo de actividades en Castilla y León.

Así, comparando los promedios anuales del período previo a TCUE, años 2005-2007, con los obtenidos durante su período de vigencia, se deduce que las universidades de Castilla y León solicitan anualmente más del cuádruple de patentes que las que las que solicitaban antes de iniciar TCUE -el promedio anual de TCUE es de 33,22 solicitudes anuales frente a las 8,7 del período anterior-, que el número anual de licencias es ahora más del doble -el promedio anual durante TCUE es de 6,56 frente a los 2,7 del período anterior- y que la facturación anual de las universidades por actividades de I+D y consultoría ha experimentado un incremento significativo -cercano al 30 %-.

TCUE y la colaboración con Banco Santander

La Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León– vinculada a la Consejería de Educación-, entidad responsable de la coordinación del Plan TCUE, y Banco Santander, a través de Santander Universidades, firmaron en 2009 un convenio para impulsar las actividades de transferencia de conocimiento de las universidades de Castilla y León. Ese acuerdo, que se amplió el pasado mes de diciembre de 2016 por dos años más, ha supuesto un importante acicate para este tipo de actividades en el ámbito universitario de la Comunidad.

Esta actividad de apoyo al emprendimiento universitario ha dado origen, entre otras cosas, a itinerarios de apoyo al emprendedor universitario, un recorrido desde las fases más tempranas de generación de la idea hasta la constitución de la empresa, pasando por etapas de formación del emprendedor y de experimentación con prototipos y pruebas de concepto, siempre en colaboración con los grupos de investigación de nuestras universidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *