Tag Archives: UNAV

Investigadores del CIMA y del CNIC descubren mecanismos que estimulan la respuesta antitumoral del sistema inmune

Investigadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra y del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) han descubierto mecanismos que contribuyen a la respuesta antitumoral del sistema inmune. Los resultados de este trabajo se han publicado hoy en el último número de la revista científica Cancer Discovery.

Las células presentadoras de antígeno son las encargadas de iniciar y regular la respuesta inmunitaria frente a patógenos y frente a tumores. Los tumores, sin embargo, desarrollan mecanismos para escapar al control del sistema inmune, silenciando la respuesta de los linfocitos T citotóxicos que eliminan el tumor.

En los últimos años se ha mostrado que el uso de anticuerpos “inmunoactivadores” que reactivan a los linfocitos T citotóxicos silenciados es capaz de estimular una respuesta anti-tumoral potente. “En este trabajo hemos descubierto que la generación de células T citotóxicas que pueden ser ‘rescatadas’” por la inmunoterapia con anticuerpos anti-PD1 y anti-CD137 depende de una  subpoblación concreta  de células presentadoras de antígenos. Son células dendríticas dependientes del factor de transcripción Batf3, que toman antígenos de las células tumorales y lo presentan a los linfocitos T, que así adquieren capacidad para matar al tumor”, explica el doctor Ignacio Melero, investigador del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra, y codirector del trabajo, que forma parte de la tesis doctoral de Alfonso Rodríguez.

Recientemente los anticuerpos anti-PD-1 han demostrado su eficacia para el tratamiento del melanoma metastásico y del cáncer de pulmón no microcítico en primera línea. Según David Sancho, investigador del CNIC y codirector del estudio, “esclarecer la célula presentadora que promueve la respuesta inmune anti-tumoral puede ayudarnos a diseñar estrategias para incrementar la eficacia del tratamiento con anticuerpos inmunoactivadores y a buscar biomarcadores que predigan qué pacientes se beneficiarán del tratamiento. Nuestro trabajo sugiere que estas células dendríticas dependientes de Batf3 pueden ser fundamentales en la inmunoterapia anti-tumoral”.

El resultado es el fruto de la experiencia del CNIC y de la Universidad de Navarra en los mecanismos de presentación antigénica y en inmunoterapia del cáncer, respectivamente.

Aplicación clínica

Los investigadores del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra coordinan un proyecto europeo en el que también participa el CNIC para obtener estas células presentadoras de antígeno de la sangre de pacientes con tumores mediante técnicas de selección celular y formular vacunas específicas para el tumor del paciente. “Hemos visto que su número aumenta al utilizar un factor de crecimiento denominado FLT-3L y mediante este agente podríamos incrementar su número en pacientes que estén recibiendo anticuerpos anti-PD-1 o anti-CD137 para potenciar la eficacia mediante un tratamiento combinado”, asegura el Dr. Melero.

Si se confirman los resultados, los investigadores se plantean la utilización de estas células en terapia celular. “Queremos estudiar también si este mecanismo es deficitario en los pacientes que no responden al tratamiento con anti-PD-1. Nuestra hipótesis es que la respuesta a anti-PD-1 correlaciona con la presencia de esta subpoblación de células dendríticas en el tejido tumoral”, explican los autores del trabajo.

En el mismo número de ‘Cancer Discovery’ se incluye un comentario “in the spot light”, firmado por el Dr. Daniel Speiser, sobre los hallazgos de los grupos españoles en el que resalta la importancia de estos descubrimientos para conseguir mayor eficacia en inmunoterapias del cáncer que están ya aprobadas para uso clínico y desarrollándose para múltiples indicaciones en oncología»

La Clínica Universidad de Navarra, mejor hospital privado de España por segundo año consecutivo

 

La Clínica Universidad de Navarra ha sido reconocida, por segundo año consecutivo, como el mejor hospital privado de España, según el Monitor de Reputación Sanitaria (MRS). El índice de reputación sanitaria ha hecho públicos esta misma mañana los resultados de su segunda edición obtenidos de una encuesta realizada entre 2.794 profesionales del sector. La Clínica ha obtenido además la mejor reputación global (del total de los 100 hospitales valorados públicos y privados) en el análisis de indicadores según objetivos de calidad y gestión clínica.

De los 31 hospitales privados analizados, la Clínica se convierte en el centro hospitalario privado mejor valorado con 10.000 puntos, por delante del HM Universitario Sanchinarro (6.615 puntos) y del Hospital Universitario Quirón de Madrid (6.614 puntos). En esta ocasión han sido casi 2.800 profesionales: médicos especialistas, médicos de Medicina de Familia y Comunitaria, enfermeros, asociaciones de pacientes, periodistas sanitarios y farmacéuticos hospitalarios, quienes han valorado los hospitales con mejor reputación en función de sus servicios en dos categorías atendiendo a su titularidad, pública o privada.

En cuanto a la red pública, el MRS ha reconocido al Hospital Universitario La Paz de Madrid como el de mejor reputación (10.000 puntos), centro que revalida también su reconocimiento, seguido del Hospital Clinic Provincial de Barcelona (8.491 puntos) y del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid (7.491 puntos).

Por especialidades

En el conjunto de los hospitales públicos y privados, el ranking establece una valoración por especialidades médicas, que representan el 90% de la actividad hospitalaria. La Clínica se sitúa entre los diez mejores clasificados en la especialidad de Aparato Digestivo, Cardiología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Dermatología Médico Quirúrgica, Endocrinología, Nefrología, Neurología, Obstetricia y Ginecología, Oncología Médica, Pediatría, Psiquiatría, Cirugía Ortopédica y Traumatología, y Urología.

Cabe subrayar, que los datos obtenidos de las opiniones de los profesionales encuestados se cruzan con cerca de 900 indicadores de calidad y de gestión clínica, para lo que un total de 70 grandes hospitales han facilitado sus datos, entre ellos la Clínica. De otros 30 hospitales se han obtenidos sus datos públicos.

El MRS es un estudio independiente que no recibe subvención alguna, sino que se financia mediante la comercialización de los informes confidenciales. La metodología empleada para la elaboración de los ranking de servicios hospitalarios con mejor reputación por especialidad y hospitales con mejor reputación ha sido sometida a una revisión independiente por parte de KPMG (Norma ISAE3000), y cuenta con el aval de las organizaciones colegiales de médicos y enfermeros, así como de las asociaciones de pacientes y periodistas sanitarios.

Las mujeres con prótesis mamarias deben tomar antibióticos ante infecciones bacterianas para evitar daños en el implante

 

Las mujeres portadoras de prótesis mamarias deben seguir rigurosamente los protocolos de toma de antibióticos ante cualquier tipo de infección bacteriana, según han revelado los resultados de una investigación desarrollada por los departamentos de Cirugía Plástica y Reparadora y por el de Microbiología de la Clínica Universidad de Navarra. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista científica Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery.

Los especialistas de la Clínica han estudiado la complicación más frecuente que sufren las mujeres portadoras de prótesis mamarias, tanto por estética como por reconstrucción; la contractura capsular o encapsulamiento de los implantes. Se trata del mayor problema al que se enfrentan las pacientes portadoras de dichas prótesis.

La formación de una ‘cápsula’ alrededor del implante mamario es un proceso que ocurre en todos los casos de aumento mamario. Se trata de una cicatriz interna y muy fina que envuelve a los implantes. “Lo que no debería ocurrir es que esa cicatriz aumente de grosor y se vuelva más gruesa porque puede deformar los implantes, provocando alteraciones estéticas y dolor a la paciente”, advierte el Dr. Bernardo Hontanilla, director del Departamento de Cirugía Plástica de la Clínica Universidad de Navarra e investigador principal del trabajo. La contractura capsular es el problema que más inquieta a las mujeres con prótesis mamarias. “Nos preguntábamos por qué una mujer, de repente, desarrolla una contractura capsular cuando tiene las prótesis desde hace más de 20 años”, explica.

Contractura por infecciones bacterianas

Esta investigación es la primera que estudia si las infecciones bacterianas aumentan la posibilidad de sufrir una contractura capsular en las mujeres portadoras de prótesis mamarias. “La hipótesis de trabajo fue el desarrollo de una contaminación bacteriana, amigdalitis, una infección de orina… Esas bacterias, a través de la sangre, se implantan en la superficie de la prótesis y provocan una reacción inflamatoria y, como consecuencia, la aparición de la contractura capsular”, describe el Dr. Hontanilla.

Para la investigación se utilizaron tres grupos de ratones a los que se implantaron unas prótesis. Dos grupos fueron sometidos a una inyección de bacterias 30 días después de la implantación, lo que les provocó una contractura capsular. “Uno de los grupos infectados con bacterias recibió un tratamiento con antibióticos y comprobamos que estaba igual que el grupo control (que no había sido infectado con bacterias y por tanto no había desarrollado una contractura)”, explica el doctor.

A la vista de estos resultados, el doctor Hontanilla aconseja que una mujer con  prótesis mamarias que sufra una infección bacteriana debe tomar antibióticos para evitar la formación de una contractura capsular y los problemas que lleva asociados esta complicación, que en última instancia pueden suponer la retirada de la prótesis. “En estas mujeres resulta especialmente importante seguir las pautas de administración de los antibióticos durante el período que aconseje el facultativo”, propone el especialista.

Un tratamiento combinado para prevenir arritmias y embolias permite suprimir los anticoagulantes en un 95% de los casos

Actualmente, cerca de 800.000 personas necesitan tomar anticoagulantes en España, según datos recientes de la Sociedad Española de Cardiología. La principal causa de la prescripción de estos medicamentos, de los cuales el más conocido es el Sintrom, reside en evitar el riesgo de sufrir trombos y, como consecuencia, ictus, debido especialmente a las arritmias cardiacas. Además, los anticoagulantes favorecen la disolución de los coágulos una vez formados. Sin embargo, debido a sus propiedades, los fármacos convencionales presentan riesgo de complicaciones hemorrágicas severas.

Pero estos efectos adversos pueden dejar ya de ser un problema. Una técnica novedosa combinada para prevenir arritmias y embolias permite suprimir los anticoagulantes en un 95% de los casos. La nueva terapia consiste en la combinación en un único procedimiento de la ablación (lesión) para el tratamiento de la fibrilación auricular (arritmia cardíaca crónica más frecuente) con el cierre de la orejuela (apéndice de la aurícula izquierda).

De este modo se logra evitar la salida de trombos desde el corazón, con una elevada tasa de éxito en pacientes tratados, que pueden suprimir la terapia de anticoagulación.

Así lo han demostrado los resultados de un estudio desarrollado por especialistas de la Unidad de Arritmias de la Clínica Universidad de Navarra en una muestra de 35 pacientes con fibrilación auricular resistente al tratamiento con fármacos. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista científica Europace, publicación oficial de la Sociedad Europea de Cardiología.

 

Este procedimiento combinado estaría indicado en pacientes con enfermedades que predispongan a hemorragias, como pueden ser determinadas patologías digestivas o urológicas, entre otras. También está dirigido a pacientes con antecedentes hemorrágicos o con dificultades para el uso de anticoagulantes, como son aquellos con insuficiencia renal, intolerancias o alergias.

Y, por último, la nueva terapia combinada estaría indicada para pacientes con expreso deseo de no consumir anticoagulantes después de haber recibido una adecuada información al respecto. Además, podrían beneficiarse aquellas personas que, a pesar de estar con tratamiento correcto con anticoagulantes, hayan sufrido ictus o embolias, siempre que no se describa otra causa para el ictus que no sea la fibrilación auricular.

El 90% de los trombos, en la orejuela

Según advierte el autor principal del trabajo, el doctor Ignacio García Bolao, director del Departamento de Cardiología de la Clínica e investigador del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA), “el riesgo global de sufrir un ictus en pacientes con fibrilación auricular no valvular se sitúa en un 5% al año”. La orejuela de la aurícula izquierda es un apéndice o dilatación en forma de bolsa que rodea las venas pulmonares. Su función principal es evitar que quede sangre estancada en la aurícula. Sin embargo, en pacientes con fibrilación auricular no valvular, hasta el 90% de los trombos se originan en dicha cavidad.

En general, para los pacientes con fibrilación auricular (FA) y riesgo tromboembólico elevado está indicada la terapia con anticoagulantes orales. No obstante, los fármacos convencionales presentan riesgo de complicaciones hemorrágicas severas. En personas con FA a las que se les ha implantado un dispositivo percutáneo para el cierre de la orejuela izquierda se ha visto que “el taponamiento de este apéndice ha demostrado igual eficacia que el tratamiento anticoagulante en la prevención de accidentes cerebrovasculares, evitando la necesidad a largo plazo de anticoagulación, algo especialmente importante en pacientes que presenten episodios de sangrado”, apunta el especialista.

Ventajas de un único procedimiento híbrido

A la vista de los resultados obtenidos en cada una de las dos terapias, los especialistas de la Clínica vieron la oportunidad de realizar un tratamiento híbrido que combinara ambos procedimientos en una única intervención. De esta manera se reduciría la incidencia de accidente cerebrovascular (ictus) en pacientes con riesgo elevado y al mismo tiempo se corregirían las arritmias provocadas por la fibrilación auricular.

El equipo de la Unidad de Arritmias liderado por el doctor García Bolao realiza así ambos procedimientos en un solo acto, por vía percutánea, mediante cateterismo, con abordaje por la vena femoral.

El tratamiento requiere un ingreso hospitalario de dos noches y el mantenimiento de la anticoagulación oral durante 3 meses, plazo habitual tras un procedimiento de ablación para la fibrilación auricular. Transcurrido este tiempo, se le realizan al paciente una serie de pruebas para verificar que el tratamiento ha resultado eficaz. En caso de que las pruebas sean positivas se puede suspender la anticoagulación oral. En el estudio de la Clínica Universidad de Navarra se ha demostrado que, 3 meses después del tratamiento híbrido, el cierre de la orejuela fue exitoso en un 100% de los casos.

Entre las condiciones para realizar esta intervención, la principal reside en contar con un equipo de profesionales muy entrenado en ambos procedimientos: la ablación y el cierre de la orejuela. Pero sus ventajas compensan cualquier inconveniente ya que sólo requiere un ingreso hospitalario, se evitan complicaciones al utilizar el mismo acceso vascular para ambos procedimientos y se minimizan las infecciones hospitalarias. “Todo redunda en un mayor confort para el paciente al simplificarle el proceso y abordar los problemas provocados por esta arritmia de un modo integral”, destaca el cardiólogo.

La filósofa de la Universidad de Navarra Ana Marta González realiza una estancia de investigación en Harvard

Ana Marta González, coordinadora científica e investigadora del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) y profesora de Filosofía Moral en el Departamento de Filosofía de la Universidad de Navarra, realiza una estancia de tres meses en  el Departamento de Filosofía de la Universidad de Harvard (EE. UU.).

La profesora González, que dirige el proyecto ‘Cultura emocional e identidad del ICS’ –financiado por Seguros Zurich-, desarrolla en el campus estadounidense el proyecto ‘Cultura, identidad práctica y obligación moral en Christine M. Korsgaard‘.

La estancia está financiada por el programa de movilidad ‘Salvador de Madariaga’ del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, enmarcado en el Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación, para el periodo 2013-2016.

Artículos científicos y relaciones académicas

La investigadora explica que el objetivo inmediato de su visita es concluir la redacción de dos artículos científicos: ‘Practicalidentityaccording to Korsgaard: between culture and morality’ (Identidad práctica según Korsgaard: entre cultura y moralidad) y ‘Emotions and thegenesis of value’ (Emociones y la génesis del valor). Suponen una parte de su contribución al proyecto ‘Acción, emoción e identidad. Elementos para una teoría de las sociedades tardo-modernas’ (financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad), del que es investigadora principal y que finaliza en diciembre de este año.

Asimismo, otro de sus propósitos es consolidar la relación académica con la profesora Korsgaard, que inició durante su estancia postdoctoral como FulbrightScholar en el curso 2002-2003, y estudiar posibilidades futuras de colaboración institucional.

“Los niños y adolescentes que consumen más de cuatro raciones semanales de bebidas azucaradas elevan al 246% el riesgo de presentar obesidad”

La Comisión Científica del Colegio Oficial de Médicos de Gipuzkoa galardona el trabajo de Nerea Martín Calvo, especialista en Pediatría en el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, con el primer Premio al Mejor Artículo Científico publicado en revista médica en 2014.

La investigación, titulada “Consumo de bebidas carbonatadas azucaradas y obesidad en la infancia/adolescencia: un estudio de casos y controles”, analiza la asociación entre el consumo de bebidas carbonatadas-azucaradas y la obesidad en la infancia y adolescencia. Para el estudio se contó con 174 casos (niños/adolescentes obesos) y 174 controles (no obesos), es decir, un total de 348 niños/adolescentes navarros.

Según señala la experta, “encontramos que el consumo de bebidas carbonatadas-azucaradas (los refrescos más comunes) se asociaba significativamente con la obesidad en los niños de nuestro estudio”. Asimismo,  “descubrimos que la obesidad era 3,46 veces más frecuente entre los niños que consumían más de cuatro raciones de este tipo de bebidas a la semana, es decir, este consumo semanal conlleva un incremento relativo del riesgo de obesidad del 246%”.

Además, “se observó que cada ración extra diaria de este tipo de bebidas multiplicaba por 1,69 el riesgo de obesidad en los niños y adolescentes de nuestro estudio”, apunta la experta. En definitiva, “esto supone un incremento relativo del riesgo de obesidad del 69% para cada ración extra diaria de este tipo de bebidas”.

De acuerdo con la industria de bebidas, el consumo de refrescos ha aumentado en paralelo a la epidemia de obesidad. De entre los diferentes tipos de refrescos, los carbonatados son los más consumidos, y cabe señalar que, aunque la producción de bebidas light (sin azúcares añadidos) ha aumentado, esta representa apenas un 25% de la producción total.

Proyecto SENDO

Nerea Martín Calvo posee una Beca Río Hortega (2013-2015) y trabaja como profesora Ayudante Doctor en el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra. Actualmente, se encuentra en Boston realizando una estancia postdoctoral en Harvard T.H. Chan School of Public Health.

En enero de 2015 puso en marcha, como investigadora principal, el proyecto SENDO (Seguimiento de Escolares Navarros Para un Desarrollo Óptimo), una iniciativa piloto cuyo objetivo es conocer los hábitos dietéticos y estilos de vida de los niños y adolescentes navarros para estudiar posibles asociaciones con diferentes patologías de la infancia y adolescencia.

La primera fase del proyecto tiene como fin conocer el grado de adhesión de los niños navarros al patrón de dieta mediterránea y estudiar su posible efecto protector frente a la obesidad y el síndrome metábolico. El equipo de investigadores pretende lograr que en 2016 se cree una cohorte infantil de referencia en España.

“Cada sociedad debe plantearse los límites de la tolerancia”

“Cada sociedad debe plantearse dónde sitúa los límites de la tolerancia”. Así se expresó Mª José Villaverde, catedrática de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, en el marco de un congreso internacional organizado por el proyecto ‘Religión y sociedad civil’ del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra.

La catedrática Mª José Villaverde afirma en la Universidad de Navarra que deben existir consensos entre los Estados para garantizar los derechos fundamentales

Para la profesora Villaverde, aunque por lo general los ciudadanos se reconocen a sí mismos como tolerantes, “en ninguna sociedad hay tolerancia absoluta”, ya que existen colectivos que no son aceptados, como los nazis, los fundamentalistas o los pedófilos. La experta se preguntó si, por ejemplo, se debería tolerar que se difundan ideas extremistas en libros o manifestaciones “cuando no se daña a nadie” y apuntó que “el grado de tolerancia variará en función de la respuesta que se pueda dar”.

La catedrática de la Complutense hizo hincapié en que deben existir consensos entre los Estados sobre qué es tolerable y qué no, con el propósito de que se garanticen los derechos de las personas independientemente de la tradición cultural a la que pertenezcan.

Según apuntó, alcanzar estos acuerdos es imprescindible para erradicar tradiciones como la ablación del clítoris o los matrimonios concertados de niñas, que algunas sociedades reivindican como “derechos culturales” pero que “es muy discutible que se tengan que aceptar”, enfatizó.

En cuanto a las persecuciones religiosas que aún se dan en determinados países -como ocurre con los cristianos en  Irak, Egipto o Nigeria-, Mª José Villaverde insistió en que “las sociedades democráticas occidentales no pueden permitirlo. No solo se pueden hacer imposiciones a través de sanciones económicas; también se deben adoptar otras medidas como la difusión cultural”.

La Ilustración: intolerancia en los orígenes de la tolerancia

La catedrática se refirió a las enseñanzas que ofrece la Historia: “Los niveles de tolerancia y las cuestiones que no se toleran han ido cambiando a lo largo de los siglos. Por ejemplo, en sus orígenes -en el siglo XVII- consistía en aceptar de manera un tanto condescendiente una serie de creencias que se consideraban erróneas”.

“Los propios forjadores de la tolerancia en la Ilustración presentaban aspectos intolerantes. Incluso la mayoría de los que escribían textos sobre tolerancia, como John Locke, no toleraban ni a católicos ni a ateos”.

Mª José Villaverde hizo estas declaraciones en el marco del congreso internacional del ICS Religious Toleration in the Age of Enlightenment (1650-1800): Historical Perspectives on Current Debates. Expertos procedentes de universidades de Bulgaria, Chile, EE. UU., España, Hungría, Países Bajos y Reino Unido expusieron temas relacionados con la paz religiosa, la violencia religiosa, la formación de la mentalidad tolerante o el Islam, entre otros.

Un catedrático de la Universidad de Navarra apuesta por la “nutrición personalizada para la prevención de enfermedades”

Alfredo Martínez, catedrático en Nutrición de la Universidad de Navarra, ha ingresado en la Real Academia de Farmacia de Cataluña. Durante la toma de posesión, el experto pronunció un discurso sobre la “Nutrición personalizada basada en la genética”.

 En su opinión, “los avances científicos relacionados con una mejor comprensión del metabolismo y del diagnóstico y pronóstico de una enfermedad han permitido procurar una nutrición exclusiva para cada individuo”. “La nutrición personalizada contribuye al mantenimiento de la salud junto al tratamiento y la prevención de enfermedades”, señaló el experto.

Durante su intervención explicó que la nutrición personalizada se basa en el principio de que los alimentos pueden ser factores de salud o de riesgo para diversas enfermedades de forma diferenciada entre personas: “El modo en cómo responde un  individuo a la ingestión de nutrientes depende de factores ambientales, sociales, fisiopatológicos y genéticos”. Según el experto, “la nutrición personalizada considera estos factores además de incluir aspectos singulares de cada persona como las preferencias personales, las intolerancias o las alergias”.

Como conclusión, expuso algunos retos científicos actuales a los que se enfrenta la personalización de las dietas como avanzar en la seguridad y beneficios de las pruebas genéticas, desarrollar nuevos procesos tecnológicos y métodos de evaluación de la ingesta de alimentos, implementar políticas de salud pública, una regulación ética y legal, incorporar su aplicación a la práctica clínica y reducir sus costes de elaboración.

Alfredo Martínez es miembro del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA) y del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). Asimismo, dirige el Centro de Investigación en Nutrición de la Universidad de Navarra donde lidera varias investigaciones internacionales en las áreas de Nutrición, Obesidad y Salud centradas en estudios celulares, modelos animales, así como otros proyectos de intervención nutricional, epidemiológicos y  genéticos. También es presidente electo de la Unión Internacional de Ciencias de la Nutrición (IUNS) para el periodo 2017-2021.

Vivir en zonas de elevada altitud disminuye el riesgo de padecer sobrepeso

Vivir en zonas de elevada altitud podría estar asociado a un menor riesgo de padecer sobrepeso u obesidad. Así lo demuestra una investigación liderada por Maira Bes-Rastrollo y Miguel Ángel Martínez-González, profesores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

Tal y como destacaron los investigadores, miembros del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA) y del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición CIBERobn, habitar en altitudes superiores a los 456 metros disminuye un 13% la posibilidad de padecer estas patologías frente a las personas que habitan a una altitud de 124 metros o menos. Todo ello teniendo en cuenta otros factores que pueden influir en la ganancia de peso como son la edad, el sexo, la dieta o la actividad física.

Estos resultados podrían explicarse debido a las condiciones de hipoxia, ausencia de oxígeno, que se dan en las zonas altas y que provocan una disminución del hambre debido a una mayor secreción de leptina y a la regulación de otras hormonas involucradas en el control del apetito que actúan para compensar esa hipoxia. Además, en estas situaciones, el gasto energético basal está ligeramente incrementado, es decir, el cuerpo consume más energía.

Investigación con 9.000 participantes

Esta investigación multidisciplinar, realizada en colaboración con el área de Geografía de la Facultad de Filosofía y Letras y el departamento de Ciencias de la Alimentación y Fisiología de la Facultad de Farmacia, fue presentada en el congreso Europeo de Obesidad en Praga.

El estudio se basa en el análisis de los datos del proyecto Seguimiento Universidad de Navarra (SUN), una investigación de cohortes en la que se incluyó a más de 9.000 participantes que no padecían sobrepeso ni obesidad y a los que se relacionó a través de sus códigos postales con la altitud a la que se encontraban. Tras ocho años y medio de seguimiento, se observó una reducción significativa del riesgo de desarrollar estas patologías entre aquellos que residían a mayor altura.

A pesar de que hay algún estudio previo que sugiere un efecto protector de la altitud sobre la ganancia de peso, los autores afirman que es necesario ser cautos con los resultados obtenidos e inciden sobre la importancia de replicar esos resultados en otras poblaciones diferentes.

Catorce másteres de la Universidad de Navarra se sitúan entre los mejores de España, según el ‘ranking’ de ‘El Mundo’

Catorce másteres de la Universidad de Navarra se encuentran entre los mejores de su especialidad en España, según el último ranking de posgrados elaborado por El Mundo. En total, el diario ha analizado las opiniones de más de 750 expertos y más de 1000 títulos impartidos por universidades y otras entidades. El centro académico mejora posiciones respecto al curso pasado, en el que se incluían 11 programas de la Universidad.

De los catorce másteres incluidos este año, cinco ocupan el primer lugar. El Máster en Investigación, Desarrollo e Innovación de Medicamentos, de la Facultad de Farmacia, lidera la especialidad de Farmacia. El Mundo destaca su inserción laboral, que alcanza un 100% “en los seis meses siguientes a la finalización del programa”. Asimismo, el Máster Europeo en Nutrición y Metabolismo (E-MENU) encabeza la clasificación en el área de Alimentación y Veterinaria. El ranking subraya la realización del Trabajo Fin de Máster en instituciones nacionales e internacionales.

También se mantiene el primero el Máster en Diseño Arquitectónico, cuya apuesta es, según El Mundo, la presencia en sus aulas de los mejores arquitectos españoles y extranjeros, y sus convenios con empresas e instituciones para prácticas. Asimismo, continúa en el primer puesto el Máster en Comunicación Política y Corporativa, impartido por la Facultad de Comunicación, del que resalta que incluye una estancia de un mes en Washington y una semana en Bruselas.

Por último, escala a la primera posición, subiendo dos puestos, el  Máster de Intervención Educativa y Psicológica, en el que “más del 25% está dedicado a prácticas y pasantías en centros y organizaciones nacionales e internacionales”.

IESE, una de las mejores escuelas de negocios

En segundo lugar de la clasificación se mantienen el Máster en Gestión de Empresas de Comunicación, en la especialidad de Empresa Informativa, y el de Guion Audiovisual; así como el Máster en Derecho de Empresa. Del mismo modo, en el tercer puesto se sitúan el Máster en Asesoría Fiscal, que sube una posición; y los posgrados en Práctica Avanzada y Gestión en Enfermería, y en Dirección de Empresas de Moda -este último impartido por el ISEM-, que entran por primera vez en la clasificación.

Por su parte, en el cuarto lugar de su categoría el ranking incluye al Máster en Economía y Finanzas; y en quinto puesto, al Máster en Investigación Biomédica; y al de Dirección de Personas, que irrumpe por primera vez en el estudio.

Para la elaboración de esta guía se han tenido en cuenta 25 criterios que abarcan factores como la demanda del máster, los recursos humanos, el plan de estudios, los resultados obtenidos por los alumnos y los medios materiales de cada posgrado. Asimismo, El Mundo incluye una relación de las mejores escuelas de negocios de España, entre las que se encuentra el IESE de la Universidad de Navarra. El periódico subraya que “la escuela, una de las más notables a escala mundial, fue pionera en impartir MBA de dos años y la primera en el mundo en ofrecer programas bilingües”.